Limpieza y desengrase por Ultrasonidos                                                                                                                                                                                                                                                    Ultrasonic cleaning and degreasing                                                                                                                                                                                                                                                    Ultraschall-Reinigung und Endtfettung

Propiedades en los líquidos

Las propiedades más adecuadas para los líquidos en la limpieza por ultrasonidos son:

VISCOSIDAD
En un baño de limpieza por ultrasonidos la viscosidad debe ser baja para promover la cavitación. Un líquido viscoso o espeso, tipo jarabe, no se presta bien a la cavitación, cuanto mayor es la viscosidad necesita más energía para la transmisión de la onda de presión ultrasónica.

DENSIDAD
La densidad debería ser alta, para crear eventos de cavitación, aunque la muy alta densidad, requiere potencia adicional para iniciar la cavitación. Si la densidad es muy alta, la cavitación no puede arrancar y sí arranca, la burbuja de cavitación y la implosión tendrán enormes cantidades de potencia sin liberar.

En un sistema de limpieza acuosa, la viscosidad y la densidad deben estar en un nivel equilibrado.

PRESIÓN DE VAPOR
Una presión de vapor de valor medio es el más adecuado para la limpieza ultrasónica.
Debemos ir por debajo del punto de vaporización del líquido para iniciar la cavitación.
- Si la presión de vapor del líquido es baja se necesita más potencia.
- Si la presión de vapor del líquido es alta se desarrollan burbujas de cavitación con facilidad.
Este hecho, hace que sea más fácil ir por debajo del punto de vaporización que requiere menos potencia.
El agua, en un rango de temperatura media y una zona media de la presión de vapor es más favorable para aplicaciones de limpieza por ultrasonidos.

TENSION SUPERFICIAL
Como la presión de vapor, la tensión superficial debe ser moderada.
Con alta tensión superficial, las burbujas de cavitación tienen menos elasticidad y son muy difíciles de desarrollar. Con baja tensión superficial, las burbujas tienen más elasticidad por lo que son fáciles de desarrollar. Debido a la facilidad del desarrollo de las burbujas de cavitación se requieren menores niveles de potencia para iniciar el desarrollo de cavitación.
El agua del grifo sin aditivos es difícil para cavitar.

TEMPERATURA DEL LÍQUIDO
La temperatura del líquido afecta a la cantidad de cavitación y a la intensidad de la acción de limpieza química.
Con el líquido frío, es más difícil estar cerca del punto de vaporización óptimo para comenzar el proceso de desarrollo de cavitación. La potencia aplicada debe ser suficiente para bajar la presión dentro del líquido por debajo de su punto de presión de vapor.
Si se aumenta la temperatura del líquido, hace que sea más fácil ir por debajo del punto de vaporización para que inicie cavitación con menos energía.
La temperatura del líquido también afectará a la capacidad de limpieza química.
Algunos productos químicos funcionan mejor a temperaturas elevadas, mientras que otros se descomponen y requieren temperaturas más bajas.
Si la temperatura es baja, el producto químico puede tener problemas para disolver o dispersar.

Tenemos que encontrar un equilibrio temperatura / cavitación que sea adecuado para la aplicación.


Productos

Novedades



TSD -G130


TSD MT - 100


TSD - MT - 4


Más vendidos